Este próximo domingo el CD Binéfar visitará el Joaquín Ascaso donde se medirá al Sabiñánigo en un partido correspondiente a la jornada número 30 de la Tercera División aragonesa. El derbi entre ambos equipos oscenses será dirigido por el colegiado José Antonio Gimeno Otal. El conjunto literano ha perdido seis de los últimos siete encuentros disputados y llega al tramo decisivo de la temporada en puestos de descenso, por lo que la necesidad de puntuar aumenta cada semana que pasa.

Chicho logró el pasado domingo el octavo gol de la temporada en su cuenta particular

La AD Sabiñánigo es uno de los equipos más en forma de lo que llevamos de segunda vuelta del campeonato, los serrableses acumulan ocho jornadas sin perder y a estas alturas han alcanzado los 40 puntos, lo que les deja el objetivo de la salvación prácticamente conseguido a falta de dos meses para el final del campeonato. El conjunto dirigido por Quque García se ha reforzado bien en este mercado invernal con la llegada de jugadores de calidad como Edu Silva, Ramón Murillo y Marcos Albajara. Como locales no han perdido desde principio del pasado mes de diciembre cuando cayeron frente al Sariñena, aunque también es cierto que se han dejado puntos en el camino en sus dos últimos choques delante de su afición tras empatar contra La Almunia y Borja. El pasado domingo sumaron tres nuevos puntos al ganar a domicilio por la mínima al Belchite. En cuanto a precedentes, en la primera vuelta el Sabiñánigo ganó en los Olmos por 0-1; mientras que la última vez que los literanos visitaron el Joaquín Ascaso fue la pasada temporada donde perdieron por 1-0.

Por su parte, el CD Binéfar llega al partido de este domingo con urgencias clasificatorias y con la necesidad de levantar el ánimo tras perder en casa con el Robres en la última jugada del partido. Los muchachos de Álvaro García necesitan reaccionar, cada vez quedan menos partidos para lograr el objetivo y ahora mismo el tiempo corre en contra de los celestes. La mejor noticia es que el cuerpo técnico podrá con con toda la plantilla a su disposición, las principales novedades es el regreso de Kike Rausell tras cumplir un partido de sanción y la reincorporación al equipo de Javi Arcas tras su periplo por Irlanda. El equipo lleva unos números calamitosos fuera de casa, y es que ya son seis las derrotas consecutivas que ha sufrido a domicilio, logrando tan solo un gol en esos últimos desplazamientos. Un derbi complicado, pero no imposible para un equipo binefarense que debe seguir luchando para que la suerte comience a cambiar, y los buenos resultados vuelvan a llegar.

{lang: 'es'}