El domingo a partir de las 16 horas vuelve el fútbol a Los Olmos, allí se verán las caras el CD Binéfar y la SD Huesca B. Un duelo correspondiente a la jornada número 16 del Subgrupo A de la Tercera División aragonesa. El derbi oscense será dirigido por el colegiado Héctor García Fernández. Los celestes necesitan de forma urgente una victoria que les permita transformar en puntos los méritos realizados hasta el momento. El equipo acumula dos meses sin ganar y se encuentra en la zona baja de la tabla. Antes del partido se guardará un minuto de silencio en memoria de Antonio Tobeña, fiel seguidor y colaborador del club y que nos dejaba hace unos días.

El próximo rival del conjunto binefarense es el filial de la SD Huesca, uno de los equipos más potentes de la categoría y que ocupa el segundo puesto de la clasificación, a solo un punto del liderato que ocupa el CD Teruel. Bien es cierto, que tras un comienzo de temporada prácticamente perfecto, el conjunto dirigido por Dani Aso ha sufrido un bajón en cuanto a resultados -solo una victoria en los últimos seis partidos-. En la última jornada disputada, los azulgranas empataron sin goles frente al Fraga y el pasado fin de semana perdieron en casa con el Belchite por la mínima. El duelo frente al CD Binéfar será el tercero que disputan en los últimos ocho días, una situación que les puede pasar factura en el apartado físico. Un equipo joven, pero plagado de talento, entre los que destacan jugadores como Carlos Kevin o Sergio Carrasco, los cuales tienen un prometedor futuro por delante. Destacar que los oscenses no conocen la derrota a domicilio, tras haber cosechado cuatro victorias y tres empates, lo que lo convierten en el mejor visitante de la liga. En cuanto a precedentes, en la primera vuelta el Huesca B consiguió la victoria por 2-1 tras decantar la balanza a su favor tras transformar un más que dudoso penalti señalado en los minutos finales.

Por su parte, el CD Binéfar llega a este encuentro con la imperiosa necesidad de cosechar un resultado positivo que les permita recuperar la confianza y seguir soñando con terminar la primera fase entre los seis primeros, algo que se antojo muy complicado a estas alturas. El equipo ha tenido toda la semana para preparar con minuciosidad este choque, que se antoja complicado, pero ni mucho menos imposible. Los celestes cuajaron un buen partido en Pinilla, pero de nuevo los minutos finales le jugaron una mala pasada, recibiendo un tanto que fue un enorme bofetón para un equipo binefarense que mereció puntuar en tierras turolenses. El pasado fin de semana ya debutaron los tres fichajes invernales del club -Imaz, Chipi y Álvaro (debutó con gol)- que llegan para darle un salto de calidad al equipo en la parcela ofensiva. Por su parte, el técnico David Gimenez recupera a Franki tras cumplir un partido de sanción la pasada jornada. Las únicas bajas son las de Enric Bosch y Dani Barrau -el jugador ya ha empezado a trabajar con balón y su recuperación tras la operación de rodilla va por buen camino- mientras que el resto de los integrantes de la plantilla están disponibles para la batalla de este domingo. Es momento de sumar fuerzas entre todos, no mirar la clasificación e intentar buscar enlazar un par de buenos resultados que seguro harán que las cosas se vean de otra manera.

{lang: 'es'}