Saltar al contenido

La maquinaria del CD Binéfar sigue trabajando en la confección del proyecto de la próxima temporada, la del centenario de la entidad. Tras la confirmación de la continuidad del técnico David Giménez, en los últimos días se ha dado a conocer el nombre de dos jugadores que serán fundamentales en la plantilla binefarense. Por un lado, el fichaje de César San Agustín, un delantero contrastado en la categoría que llega procedente de la UD Fraga y por otro lado, la renovación de Carlos Valencia, uno de los futbolistas más destacados del equipo durante el pasado curso.

-César San Agustín: El delantero y el CD Binéfar han llegado a un acuerdo para su incorporación al conjunto celeste una vez finalizada su vinculación con la UD Fraga, equipo en el que ha militado en las últimas temporadas. El pasado curso, el ariete marcó diez goles en Tercera División, la mayor parte de ellos en el tramo final de la competición, ya que una lesión le impidió jugar durante los primeros meses del curso. Un jugador que lleva el gol en la sangre y que cada año le convierten en uno de los jugadores más deseados del mercado futbolístico en nuestra comunidad autónoma. Con los fragatinos ha logrado 240 dianas en todas su trayectoria. César destaca por su velocidad, calidad y sobre todo aportará gol a un equipo binefarense, que salvo en momentos puntuales ha carecido de un jugador de estas características en los últimos años. La próxima temporada el mejor delantero de la categoría vestirá de celeste.

-Carlos Valencia: el polivalente jugador, que en octubre cumplirá 27 años, se convierte en el primero en renovar y de esta forma afrontará su segunda temporada consecutiva en el primer equipo celeste. Valencia, formado en las categorías inferiores del Fútbol Base Binéfar regresó al club el pasado verano procedente del Atlético Monzón. Este curso se ha convertido en uno de los jugadores más diferenciales del equipo.  Ya sea en el centro del campo, en la punta del ataque o incluso en la defensa, Carlos ha demostrado su altísimo nivel, que lo convierten en un futbolista diferencial en la categoría. Calidad, polivalencia, entrega y liderazgo de un jugador top. La pasada temporada consiguió cuatro goles con la camiseta celeste, uno de ellos el que dio la victoria del equipo en Belchite en la primera eliminatoria del play off por el ascenso de categoría. Disputó 25 partidos, 22 de ellos como titular y con casi dos mil minutos de juego, fue el quinto jugador de la plantilla que más minutos disputó.

 

 

{lang: 'es'}

El conjunto celeste y el técnico leridano han llegado a un acuerdo para prolongar la vinculación que une a ambas partes de cara a la próxima temporada 2021-22. David Giménez afrontará de esta forma su cuarta temporada consecutiva al frente del proyecto binefarense, todas ellas en categoría nacional. «Desde el Club Deportivo Binéfar estamos muy orgullosos de seguir contando con su implicación, trabajo y profesionalidad en el actual proyecto celeste».

La renovación de David Giménez es la primera piedra de los cimientos del conjunto celeste de cara a la próxima temporada, un año muy especial donde el club celebrará el centenario de su fundación. Tan solo unos días después de finalizar el último partido del presente curso comenzaron los contactos para materializar una renovación que se ha sellado por la vía rápida. El joven técnico, que en octubre cumplirá 36 años llegó al club literano en el verano de 2018 procedente del Lleida Esportiu, donde había realizado labores de segundo entrenador. Desde su llegada el equipo ha mostrado un buen fútbol con el que la afición se siente identificada y poco a poco los resultados han ido mejorando. Hasta el momento ha dirigido 95 partidos en categoría nacional al conjunto celeste, consiguiendo cada año materializar los objetivos fijados e incluso superando las expectativas, como este año, donde el equipo se quedó muy cerca de lograr el ascenso de categoría.

A partir de ahora la directiva se centrará en confeccionar la plantilla de la campaña 21/22, donde el objetivo es mantener el bloque que tan buenos resultados ha dado hasta el momento. A falta de conocerse de forma oficial la fecha de inicio de la liga (finales de agosto o principios de septiembre), la entidad ya trabaja con la vista puesta en una pretemporada que comenzará en algo más de un mes y medio. A medida que se produzcan novedades iremos informando al respecto.

{lang: 'es'}

La temporada 2020-21 ha llegado a su punto final para el CD Binéfar, el equipo fue eliminado por la SD Huesca B en las semifinales del play off de ascenso a 2ª RFEF en un partido donde los de David Giménez se aferraron a la épica y llegaron con opciones al final, en una eliminatoria que fueron perdiendo de forma clara. Los goles de Sule y Cesc de penalti en El Alcoraz consiguieron que durante unos minutos toda la familia celeste soñara con la heroica. El ascenso se ha quedado muy cerca, pero finalmente no ha podido ser, pero lo más importante es que el equipo ha sido capaz de enganchar a la afición -incluso han resurgido los Blue Boys-, emocionar a una población y recuperar la autoestima de antaño, precisamente cuando el centenario está a la vuelta de la esquina.

Hemos vivido una campaña atípica, plagada de incertidumbres y marcada de nuevo por una pandemia que ha cambiado el panorama futbolístico durante los últimos meses. Partidos sin público, test de antígenos cada semana, nuevos formatos de competición, cinco cambios en cada partido, incluso durante una fase del curso se prohibió el uso del vestuario… a pesar de todo esto, la temporada ha podido completarse y las perspectivas para el futuro son más halagüeñas. Los binefarenses comenzaron su andadura en liga a mediados de octubre protagonizando un vibrante derbi con el Atlético Monzón en Los Olmos que finalizó con empate a uno. Tras ese duelo la competición se paralizó un mes debido a la situación sanitaria. Una vez se reanudó, al equipo le costó coger el ritmo, los resultados no llegaban e incluso se situó en el penúltimo puesto de la tabla, pero nadie se rindió. El club realizó un esfuerzo y se reforzó con tres jugadores en el mercado invernal.

Cuando parecía imposible alcanzar las seis primeras posiciones, comenzaron a llegar las victorias y el grupo creyó y encadenó cinco victorias consecutivas lo que le metieron de lleno en la pelea por clasificarse para el grupo por el play off. Tras un final agónico de la primera fase, el equipo dirigido por David Giménez certificó la sexta plaza, materializó la permanencia y se preparó para disfrutar sobre el terreno de juego, una vez el objetivo de salvar la categoría estaba conseguido. En la segunda fase el CD Binéfar no perdió ni un solo partido (tres victorias y tres empates), lo que le llevó a conseguir en Calamocha dar un paso más hacia el ascenso. En cuartos de final, un gol de Carlos Valencia sirvió para doblegar al Belchite; pero este pasado domingo El Alcoraz fue el escenario del último capitulo y a pesar de todos los esfuerzos, el equipo no pudo alcanzar la final. Nada se les puede reprochar tras la gran temporada realizada y la capacidad de rehacerse en momentos complicados.

El club agradece a la afición, patrocinadores y a cada uno de los miembros de la plantilla y cuerpo técnico su esfuerzo y compromiso para volver a situar al CD Binéfar como un referente del fútbol aragonés. Ahora se abre un periodo de trabajo en los despachos, reuniones, renovaciones, fichajes, planificación de la pretemporada… y todo ello con 2022 a la vuelta de la esquina, año del centenario de la entidad, casi nada.

#VamosBinéfar

{lang: 'es'}