Saltar al contenido

El Club Deportivo Binéfar vio cortada su excelente racha de resultados y tras siete jornadas invicto y cinco victorias consecutivas los celestes caían derrotados por la mínima frente a un rival directo como el Cuarte, la zona baja de la clasificación se pone al rojo vivo a falta de tres jornadas.

El Cuarte puso punto y final a una racha celeste de siete jornadas sin perder.

El partido comenzó con mucho respeto por parte de ambos equipos sabedores de la trascendencia de los puntos en juego, sobre todo para un equipo zaragozano que estaba obligado a ganar. Mucho juego en el centro del campo y ningún dominador claro del balón marcaron el desarrollo de los primeros 45 minutos. La primera ocasión fue un disparo de Kike Rausell que se perdió por encima del larguero y al filo del cuarto de hora Dani Barrau de cabeza puso a prueba a Siro. Los locales creaban peligro a balón parado y Samuel de cabeza hizo intervenir a Nelson. Los de Antonio Quesada tuvieron una gran ocasión en el minuto 25 con un buen disparo de Aarón Marquina desde 30 metros que se estrello en el larguero. El Cuarte contesto pero Nelson estuvo rápido para salir a tapar el tiro del delantero local. Cuando se cumplía la media hora de juego los binefarenses tuvieron la ocasión mas clara, una buena combinación permitió la entrada por banda izquierda de Kike Rausell para plantarse delante de Siro pero falto acierto para enviar el balón al fondo de la red. De ahí al descanso poco mas que reseñar.

La segunda parte no pudo empezar peor para los intereses binefarenses, apenas se llevaban dos minutos de juego y a la salida de un corner Capmartín aprovecho un balón suelto para hacer el gol que a la postre daría la victoria a su equipo. Restaba mucho tiempo por delante pero los celestes no mostraron la frescura de los últimos partidos en ataque y no conseguían crear peligro ante la portería contraria. El Cuarte se dedico a defenderse con orden y buscar la sentencia en algún contraataque aprovechando los espacios que dejaba la defensa visitante al asumir mas riesgos. Al final y con mas corazón que cabeza los literanos lo intentaron de todas las maneras pero no fue el mejor día y los puntos se quedaron en Cuarte. El domingo otra final.

Once inicial del Binéfar en su desplazamiento a Cuarte

Ficha del partido:

CD Cuarte: Siro, Óscar, Cembrano, Villar, Monge, Chamarro, Capmartin (Keinel 79), Samuel, Miki (Alvaro 70), Toño (Andres 63) y Terre.

CD Binéfar: Nelson Ballarín, Dani Barrau, Javi Arcas, Eric Trota, Kevin Marquez, Sergio Poy (Javi Claver 83), Eric Llopis, Aarón Marquina (Dani Rodríguez 56), Carlos Sellán “Petro”, Kike Rausell y Sergio Barreda “Chicho”.

Árbitro: Adrián Sánchez López, auxiliado en las bandas por Serrano Rodríguez y Dueso Guerrero, amonestó al jugador local Monge, por parte visitante enseño tarjeta amarilla a Barrau, Chicho, Ariño y Claver.

Goles: 1-0 minuto 47 Capmartín

Este domingo 23 de abril el CD Binéfar viajará hasta tierras zaragozanas para medirse al Cuarte a partir de las 12 del mediodía. Un duelo que corresponde a la jornada número 35 de la Tercera División aragonesa y que será dirigido por el colegiado Adrián Sánchez López. Un duelo entre dos rivales directos en la pelea por la permanencia, y que a estas alturas de la temporada adquiere la condición de decisivo de cara al futuro de ambos equipos. Los binefarenses llegan tras cinco victorias consecutivas, y un buen resultado les permitiría dar un nuevo paso hacía el objetivo de mantener la categoría.

El Binéfar se juega algo más que tres puntos en Cuarte.

El rival del CD Binéfar este próximo domingo es el Cuarte, un conjunto que atraviesa un momento muy delicado tras haber perdido los últimos tres partidos que ha disputado. Los verderoles ocupan el antepenúltimo lugar de la tabla, y ahora mismo están situado a cuatro puntos de la zona de salvación. Por lo que el partido frente a los binefarenses es para ellos una de sus últimas oportunidades para seguir con vida hasta el final en su objetivo de mantener la categoría. Los muchachos de Alfredo Alba se han mostrado muy irregulares durante toda la campaña, y uno de sus puntos débiles es la defensa, ya que con 61 tantos recibidos son el tercer conjunto más goleado del grupo aragonés de Tercera División. En la última jornada disputada como local, el Cuarte cayó derrotado frente al Sabiñánigo, pero hasta entonces venía de una buena racha de cuatro partidos sin perder delante de su afición, en la que había sido capaz de empatar frente al líder el Deportivo Aragón y el Borja, y ganar frente al Brea y el Épila. Por lo que los celestes no pueden confiarse. En cuanto a precedentes, en la primera vuelta los zaragozanos se impusieron a los literanos por 0-1 en Los Olmos; mientras que la pasada temporada, cuando los binefarenses visitaron el Municipal de Cuarte se llevaron los tres puntos al vencer por 0-3 con un doblete de Chicho y un tanto de Llopis.

Por su parte, el equipo altoaragonés llega al duelo sabiendo de la importancia de conseguir un buen resultado. Los celestes no se pueden permitir un tropiezo, ya que su situación sigue siendo comprometido, mientras que su rival todavía tiene más urgencias . El equipo literano lleva siete jornadas sin perder, y ha logrado encadenar cinco victorias consecutivas que le han situado tres puntos por encima del descenso, pero todavía falta por certificar el objetivo de la permanencia. Los muchachos que ahora dirige Antonio Quesada se ha mostrado un equipo muy dubitativo fuera de casa donde solo ha ganado tres partidos, dos de ellos en los dos últimos desplazamientos frente a Cariñena y Belchite. Para este encuentro, el cuerpo técnico no podrá contar una semana más con el defensa Moussa, mientras que el resto de componentes de la plantilla celeste estarán disponibles para dejarse la piel en una nueva batalla en la que hay en juego mucho más que tres puntos.

El Club Deportivo Binéfar ha puesto la directa hacia la salvación. Los celestes han cambiado la cara en apenas un mes tras la llegada de Antonio Quesada al banquillo y tras encadenar cinco victorias consecutivas y sumar 16 de los últimos 18 puntos en juego afrontan con optimismo las cuatro jornadas restantes para poder sellar la permanencia. Pero el partido no fue ni mucho menos sencillo, enfrente estuvo un buen Sabiñánigo, que apuraba sus opciones para acercarse a los puestos de play off y que con la idea de dar siempre un buen trato al balón, intento llevarse algo positivo de Los Olmos.

Los celestes acumulan siete jornadas consecutivas sin perder.

El choque comenzó con el Sabiñánigo llevando más la posesión del balón pero fueron los binefarenses quienes tuvieron tres claras ocasiones en el primer cuarto de hora. Barrau remato de cabeza un corner botado por Chicho pero el balon se estrelló en el larguero, el propio Chicho tuvo otra ocasión pero el tiro marcho fuera y un disparo de Petro salió desviado por poco. Fueron los mejores minutos de los literanos que se encontraban cómodos en el campo con un Kike Rausell que llevaba la batuta del equipo y surtía de buenos balones a Petro, Chicho y Llopis. Los serrableses seguían teniendo el control del balón pero en zonas que no creaban peligro y les falto profundidad en ataque para mostrarse mas incisivos en los últimos metros ante un Binéfar generoso en el esfuerzo y que se multiplicaba en labores defensivas. El partido fue bajando de intensidad y de ritmo con el paso de los minutos y es que ambos equipos acusaron el fuerte calor reinante. En el minuto 28 llegaría el 1-0, Eric Llopis recogía un balón dentro del área y tras ser derribado por un defensa el colegiado señalaba el punto de penalti. Chicho asumía la responsabilidad y engañaba perfectamente a Taliby para poner por delante a los suyos. De ahí al descanso el guión no cambio, el Sabiñánigo dominando y el Binéfar esperando a poner la puntilla saliendo a la contra.

En la reanudación, el Sabiñánigo salió decidido en busca del empate y Dani Aso asumió riesgos pasando a jugar con defensa de tres, pero al igual que sucediera en los primeros 45 minutos el equipo de Antonio Quesada tuvo ocasiones claras para finiquitar el choque pero Taliby mantuvo con vida a su equipo. Los celestes encontraban espacios con facilidad y llegaban con claridad al área visitante. Aarón, Chicho, Petro, Llopis y Rausell pudieron hacer el segundo pero la pelota no quiso entrar lo que provoco sufrir hasta el final. Con el paso de los minutos el Sabiñánigo empezó a llegar con mas peligro pero sin mordiente al área local. Nelson tuvo que intervenir en una falta lanzada desde el borde del área y la defensa celeste rechazo un par de balones peligrosos a disparos de los delanteros serrableses. El Binefar a la contra y aprovechando los espacios pudo cerrar el partido y Llopis tuvo el gol en sus botas pero Taliby le gano la partida. Los celestes se defendieron con uñas y dientes para aguantar la renta sabedores de que los tres puntos eran vitales e hicieron un esfuerzo encomiable. En el minuto 90 llegaría la sentencia con el 2-0 obra de Chicho, el mas listo de la clase, para batir por bajo a Taliby y llevar la euforia en el campo y en la grada. Chicho quiso celebrar a lo grande su partido numero 100 con el CD Binéfar en Tercera División. La afición despidió a los celestes con una cerrada ovación. Que siga la racha.

Sergio Poy realizó una gran labor en el centro del campo.

Ficha del partido:

CD Binéfar: Nelson Ballarín, Dani Barrau, Javi Arcas, Eric Trota, Kevin Márquez, Sergio Poy, Eric Llopis, Aarón Marquina (Javier Claver 66), Carlos Sellan “Petro” (Dani Rodríguez 77), Kike Rausell (Javi Pueyo 83) y Sergio Barreda “Chicho”.

AD Sabiñánigo: Taliby, Gimenez (Perez 82), Roldán (Gascón 76), Echevarria, Lardiés, Osanz, Ainoza, Herranz, Sánchez, Maroto y Paules (Oliván 70).

Árbitro: Pedro Barrio Menoyo, auxiliado en las bandas por Carmela Capistros y Gimeno Otal, amonestó a los jugadores locales Poy, Rausell y Chicho, por parte visitante enseñó tarjeta amarilla a Maroto, Osanz, Echevarria, Ainoza, Taliby y al entrenador Dani Aso.

Goles: 1-0 Chicho de penalti minuto 28; 2-0 Chicho minuto 90

Incidencias: Partido disputado en la matinal de Viernes Santo en un día soleado y con temperatura muy agradable. Muy buena entrada de publico con 450 aficionados en las gradas de Los Olmos. Los trabajadores de la empresa Agropienso estaban invitados al partido.