Saltar al contenido

El domingo a partir de las 16.30 horas el campo de Los Olmos acogerá un atractivo encuentro que medirá al CD Binéfar y al CD Teruel, un duelo correspondiente a la jornada número 17 de la Tercera División aragonesa y que será dirigido por el colegiado Florin Gherghiceanu. Los celestes buscarán reencontrarse con la victoria en casa tras cuatro partidos consecutivos sin lograrlo; delante tendrá al primer clasificado de la liga y que además es el equipo que más punto ha sumado a domicilio hasta el momento. Difícil, pero no imposible.

El equipo está convencido de dar la sorpresa frente a los turolenses

El próximo rival de los binefarenses es el CD Teruel, un conjunto dirigido por César Lainez y cuyo objetivo es regresar a la Segunda División B, categoría perdida hace tan solo unos meses. Los turolenses han cuajado una gran inicio de campeonato que les ha situado en lo más alto de la tabla clasificatoria tras ganar todos sus partidos a excepción de una derrota en el campo del Brea y dos empates. A domicilio son el equipo que más punto ha logrado y solo ha encajado cuatro tantos lejos de Pinilla en siete partidos. En la última jornada los de la capital Mudéjar superaron al Monzón y lograron de esta forma su tercera victoria consecutiva. Una plantilla prácticamente nueva respecto al pasado curso, integrada por un buen puñado de jugadores con experiencia en categorías superiores y una extensa trayectoria futbolística, como por ejemplo Víctor Bravo, Adan Pérez o José Durán; además de otros prometedores jóvenes como Sergio Cota, Jaime Barrero o el máximo artillero del equipo con siete goles el ariete Fran Pérez. Un grupo con innumerables recursos y al que será muy difícil doblegar. En cuanto a precedentes, la última vez que estos dos equipos se midieron en tierras literanas, el CD Binéfar logró los tres puntos al lograr el triunfo por la mínima (1-0).

Por su parte, el CD Binéfar llega al partido con la intención de protagonizar la sorpresa de la jornada y de esta forma poner punto final a una titubeante trayectoria como local. El equipo no gana delante de su afición desde el pasado 6 de octubre cuando superó al Fraga; desde entonces dos empates a cero sin goles y dos derrotas, aunque lo cierto es que por los méritos futbolísticos realizados debería llevar un buen puñado más de puntos. Para este encuentro los de David Giménez siguen sin poder contar con Rusi que deberá cumplir su último partido de sanción; mientras que Chicho que se ha perdido los dos últimos partidos será duda hasta última hora. Los binefarenses afrontan un complicado final de primera vuelta donde se enfrentan de forma consecutiva a cuatro de los seis primeros clasificados, a pesar de ello el equipo está confiado en seguir sumando puntos semana a semana y llegar al ecuador de la competición lo más arriba posible. Ahora mismo los celestes son novenos, más cerca de la zona de play off que del descenso.

{lang: 'es'}

El domingo a partir de las 16.30 horas el campo de Los Olmos acogerá un nuevo duelo del CD Binéfar que en esta ocasión se medirán al San Juan. Un partido correspondiente a la jornada número 16 de la Tercera División aragonesa y que será dirigido por el colegiado Jorge Cruz Lafuente. Los celestes solo han sumado un punto de los últimos nueve que se han puesto en juego como local e intentarán frente al equipo zaragozano volver a la senda del triunfo delante de una afición que está disfrutando con el juego del equipo, pero que se está quedando con la miel en los labios en los últimos choques en tierras binefarenses.

El equipo celebra la victoria en el vestuario tras doblegar al Monzón

El próximo rival de este fin de semana del equipo literano es el San Juan, un conjunto dirigido por Nacho Forcen y que cuenta con un enorme potencial económico que le ha permitido confeccionar una plantilla plagada de futbolístas con experiencia en categoría superior. Tras un pobre balance durante las diez jornadas del campeonato, parece que los zaragozanos poco a poco han logrado mejorar su situación clasificatoria, tras un inicio que les llevó incluso a la zona de descenso. Cuatro victorias en los últimos cinco duelos le han permitido colocarse en mitad de la tabla, concretamente son décimos con cuatro puntos menos que los binefarenses. Entre sus jugadores más importantes encontramos al guardameta Fernando Ribas, Valero, Catalá, Gotor, Álex García, Cano o Rotellar, este último es el máximo artillero del equipo con ocho tantos. Como visitante el San Juan no sabe lo que es ganar desde la jornada número 2 a principios de septiembre cuando doblegó al Barbastro por la mínima. En cuanto a precedentes, la pasada temporada ambos contendientes empataron a un tanto.

Por su parte, el CD Binéfar llega a este partido pletórico tras haber sumado tres puntos en el derbi que le enfrentó al Atlético Monzón en el Isidro Calderón con goles de Llopis de Guillém de penalti. Los celestes están cuajando una extraordinaria campaña fuera de casa donde pueden presumir de números de play off de ascenso a Segunda B, en cambio en casa han dejado volar demasiados puntos, aunque bien es cierto que se han enfrentado como locales a varios de los mejores equipos de la categoría. Frente a Sariñena y Brea, los muchachos de David Giménez cuajaron un buen partido, pero su ímpetu en los minutos finales en busca de la victoria les costó caro. El equipo intentará enderezar el rumbo como local y sumar tres puntos que le podrían permitir escalar algún puesto en la tabla e incluso acercarse a la cuarta plaza. Para el duelo de este domingo el cuerpo técnico no podrá contar con Chicho lesionado y con Rusi sancionado con dos encuentros tras su expulsión por roja directa en el derbi frente al Monzón. Tampoco podrá sentarse en el banquillo el entrenador David Giménez que ha sido sancionado con cuatro partidos. Un duelo complicado frente a un equipo plagado de buenos futbolistas y que en todas las quinielas figuraba como uno de los favoritos para ocupar la parte alta de la tabla. Al CD Binéfar solo le queda seguir trabajando duro, jugando bien al fútbol, generando ocasiones y luchando por una victoria en casa que se ha resistido en las últimas semanas.

{lang: 'es'}

El domingo a partir de las 16.30 horas se disputará un duelo de máxima rivalidad que medirá al CD Binéfar y al Atlético Monzón. El partido corresponde a la jornada número 15 de la Tercera División aragonesa y será dirigido por el colegiado Ruben Rivera Val. Los celestes están cuajando una gran temporada lejos de Los Olmos y buscarán en el Isidro Calderón llevarse el derbi frente a un conjunto montisonense muy sólido como local.

El próximo rival de los binefarenses es el Monzón, un equipo que sigue dirigido desde el banquillo por Mario Vicién y que mantiene buena parte del bloque del pasado curso (Gonzo, Domi, Ramón, Mendi, Valencia, Marcio, Petro, Luis Costa, Fran Puyer…). Tras un inicio de liga tremendamente irregular y tras caer a puestos de descenso, los rojiblancos han reaccionado gracias a su solidez como local, donde han sido capaces de sumar diez de los últimos doce puntos en juego. Las tres últimas victorias delante de su afición han sido por el mismo resultado (1-0). Una solidez defensiva que les ha permitido escalar puestos en la tabla. El pasado domingo consiguieron doblegar al San Juan gracias a un solitario gol de Valencia, resultado que les ha reforzado la moral y acercado a la zona media de la clasificación con 15 puntos, seis menos que los celestes. En cuanto a precedentes, la última vez que el equipo de David Giménez visitó el Isidro Calderón fue el pasado 24 de febrero y los visitantes se llevaron la victoria por 0-1.

Por su parte, el CD Binéfar llega al “clásico” frente a sus vecinos con el mal sabor de boca de la derrota frente al Sariñena en un partido que se decidió en los minutos finales y que volvió a decantarse en contra de los literanos. El equipo sigue dejando unas magníficas sensaciones, momentos de un gran fútbol y ha demostrado ser capaz de competir frente a cualquiera, pero la falta de puntería y de contundencia les han castigado duramente. Para este duelo de máxima rivalidad, el cuerpo técnico recupera a Franki Y Leo tras cumplir un partido de sanción, por lo que toda la plantilla está en perfecto estado para el choque del domingo. Un partido diferente, donde la clasificación y los puntos pasan a un segundo plano. Máxima intensidad y emoción asegurados en un derbi en la que el equipo estará arropado por su afición que aprovechará el cómodo desplazamiento para acudir a animar a los suyos a tierras mediocinqueñas.

{lang: 'es'}