Un gol de Sergio Sánchez en el ecuador de la primera parte fue suficiente para que el Sabiñánigo se llevara la victoria frente al CD Binéfar en un derbi jugado de poder a poder. Los celestes a pesar de las bajas plantaron cara a uno de los equipos más en forma del campeonato. La mejor noticia para el equipo de Mario Vicién fue el regreso a los terrenos de juego de Abel Domingo que jugó sus primeros minutos de la temporada tras varios meses lesionado.

sabi-bnfr

El CD Binéfar tuvo opciones de empatar hasta el final. Diario del Altoaragón.

En muchos momentos el partido recordó a aquellos derbis de hace ya años. Ambos equipos, Sabiñánigo y Binéfar, llegaban en su momento más dulce y el derbi resultó emocionante. Claro está, al final sonrieron sólo los locales gracias a su victoria, pero eso no impidió que hubiera muy buena sintonía entre aficiones. El partido en sí no defraudó. No fue por su juego, un tanto trabado por el mucho respeto que se tenían los dos contendientes. Hubo un tiempo para cada equipo. En la primera mitad el Sabiñánigo fue mejor y dispuso de algunas ocasiones claras de marcar, aunque sólo acertó una. Posiblemente más que acierto local fue un desacierto visitante. El 1-0, a la postre definitivo, llegó en el minuto 22. Una pelota que se perdía sin remisión por la línea de fondo la alcanzó Osanz para tocar con lo justo hacia el centro, donde ni Nelson ni la defensa fueron más rápidos que Sergio Sánchez, que entró como un obús para mandar el esférico a las mallas. Unos minutos antes ya había avisado el Sabiñánigo a un Binéfar que jugaba rápido, tocando bien la pelota, buscando la espalda de la defensa rojiblanca pero sin peligro para la meta de Pablo Sanz. En el minuto 8, Paúles se durmió con el balón y solo ante Nelson remató mal y el cuero se marchó fuera. Dos minutos después el Sabi tampoco aprovechó una buena opción a cargo de Zamora. Nelson, medio cayéndose, pudo despejar con la mano y un defensa envió a córner. El Binéfar sólo apuró de verdad en un disparo de Chicho que se marchó excesivamente cruzado.

Al entrenador visitante, Mario Vicién, no le gustaba lo que estaba viendo de su equipo, por lo que dio entrada a Alfonso en sustitución de Pueyo. El Binéfar salió con otro aire tras el descanso, pareció cogerle el punto flaco al Sabiñánigo y se hizo dueño del partido en el centro. Pero a los rojiblancos no se les puede dar un metro de ventaja, porque Zamora estuvo a punto de marcar, si bien una vez Nelson, el mejor del encuentro, volvió a despejar cuando ya se cantaba el gol en las gradas. Los literanos respondieron con un lanzamiento lejano de Aarón que se perdió por encima del larguero.

chicho

El Binéfar queda situado a cuatro puntos del descenso.

El juego de ambos equipos se mantenía ágil y vertical. No parecía pesar el esfuerzo físico ni a unos ni a otros. Las defensas, poco a poco, se hicieron dueñas de la situación, ya que parecía que la idea predominante era guardar su propia portería. A falta de quince minutos Dani Aso optó por quitar su esquema de 3-5-2 para apostar por un 4-4-2, evitando que el cansancio de alguno de sus jugadores pudiera hacer mella. En los últimos compases no hubo apenas acciones reseñables. Un hecho curioso es que el Sabiñánigo jugó durante cinco minutos con un hombre menos, sin que hubiera sido expulsado nadie. El caso es que el árbitro Alberto Almenara vio que el lateral local Richi tenía un esparadrapo en la oreja para tapar un pendiente, cosa que no permitió. De ahí la inferioridad numérica hasta que se solucionó el problema.

Tras el partido, Mario Vicién, técnico del Binéfar, dijo: “Hemos jugado con el mismo planteamiento que entrenamos. Estamos trabajando muy bien, nunca damos un partido por perdido. Nuestra primera meta es mantenernos y luego subir más si podemos”. Dani Aso, técnico del Sabiñánigo, reflejó: “Hemos tenido que ponernos el mono de trabajo porque el Binéfar nos ha dado mucha guerra. Pero que nadie se crea que en cada partido vamos a meter cinco goles”.

once-joaquin-ascaso

Barrau y Chicho volvieron al once inicial.

Ficha del partido:

AD Sabiñánigo: Pablo Sanz, Guille, Richi, Toñín, Osanz, Ángel Luis (Héctor, minuto 93), Ainoza, Roldán, Sergio Sánchez, Zamora (Juan, minuto 85) y Paúles (Manglano, minuto 77).

CD Binéfar: Nelson, Moussa, Barrau, Campoy, Trota, Llopis, Akapo (Abel, minuto 85), Aarón, Chicho y Pueyo (Alfonso, minuto 53).

Gol: 1-0 Minuto 22: Sergio Sánchez.

Árbitro: Alberto Almenara. Amarilla a los locales Guille y Ángel Luis, y para el visitante Poy.

Incidencias: Más público del habitual en el Joaquín Ascaso. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Antonio Molinos, quien fuera presidente del colegio de entrenadores.

{lang: 'es'}