Este domingo regresa la liga en la Tercera División aragonesa, el CD Binéfar se desplazará a tierras monegrinas donde se enfrentará al Robres a partir de las 16.30 horas. Un derbi que corresponde a la jornada número 10 de la Tercera División aragonesa y que será dirigido por el colegiado Pedro Barrio Menoyo. Se enfrentan dos equipos situados en mitad de la tabla y separados por tan solo un punto en la clasificación, un duelo que se presume igualado y donde los pequeños detalles se antojan determinantes.

Llopis intentará prolongar frente al Robres su idilio con el gol

El próximo rival del CD Binéfar es el CD Robres, conjunto oscense que esta temporada está dirigido por Manu Tena. Los monegrinos tras un inicio titubeante en liga han mejorado notablemente y solo han perdido un partido de los últimos seis que han disputado, unas cifras que le han permitido colocarse en octavo lugar en la tabla clasificatoria. Un Robres que ha mejorado su rendimiento defensivo tras solo recibir un gol en los últimos tres duelos que ha jugado. En la pasada jornada logró rescatar un punto frente al Belchite a domicilio al empatar en la última jugada del partido; mientras que en su último partido delante de su afición lograron la victoria por la mínima frente a La Almunia. La plantilla del equipo amarillo es una combinación de juventud y veteranía, se mantiene la columna vertebral con jugadores como Fernando Ribas, Nogueras, Mariano Ayneto, Larios, Ocatvio, Garrido o Ballarín, que se han complementado a la perfección con jugadores que han terminado su etapa juvenil y que han llegado gracias a la filialidad con el CD Ebro. En cuanto a precedentes, la última vez que los celestes visitaron San Blas fue en la primera jornada de la pasada campaña, y en aquella ocasión los locales se llevaron los tres puntos al superar a los literanos por 2-1 en un duelo que se decidió en los minutos finales.

La victoria frente al Brea del pasado domingo gracias a un doblete de Llopis recuperó la confianza de la plantilla celeste que quedó tocada tras la goleada recibida por el Ejea. Ahora tras dos partidos consecutivos disputados en Los Olmos con cara y cruz para los muchachos de Álvaro García, tocará jugar a domicilio donde el equipo ha sumado cuatro de los doce que hasta el momento se han puesto en juego. En su último desplazamiento cayó frente al Belchite en un duelo en el que mereció mejor suerte. Tras disputar tres partidos en tan solo ocho días esta semana el equipo ha vuelto a la normalidad y ha preparado a conciencia el duelo frente al Robres, contra el que espera conseguir un resultado positivo. El paso de los días ha provocado que algunos jugadores mejores de sus diferentes molestias y a excepción de Petro, que está muy cerca de reaparecer, el resto de los futbolistas están a disposición del cuerpo técnico para afrontar con garantías este exigente partido.

 

{lang: 'es'}