Derbi por todo lo alto el que se vivirá este sábado en Los Olmos a partir de las 19 horas, allí se enfrentarán el CD Binéfar y la UD Fraga, dos equipos que están peleando por la permanencia en la categoría. El partido corresponde a la jornada número 35 de la Tercera División aragonesa y será dirigido por el colegiado Florin Gherguiceanu. El club celeste ha declarado este importante duelo como “Día del Socio”, por lo que estos podrán invitar a un acompañante a ver de forma gratuita el partido.

Los binefarenses se miden este sábado a un rival directo

El próximo rival de CD Binéfar es la UD Fraga, equipo dirigido por Miguel Rubio que está situado en estos momentos en decimoquinto lugar, tres puntos por encima de la zona de descenso. Los fragatinos llegan a este partido tras golear al Belchite en la última jornada, en un partido que estuvo mucho más igualado de lo que refleja el marcador. El conjunto fragatino es uno de los peores equipos a domicilio de la presente temporada tras solo conseguir nueve puntos en los 17 partidos que ha jugado lejos de su afición. La última victoria fuera de casa la consiguieron en Belchite el pasado mes de noviembre, desde entonces acumulan siete derrotas y dos empates. A pesar de estos pobres números, a buen seguro se lo pondrán muy complicado a los binefarenses, y es que a estas alturas de la temporada el margen de maniobra es prácticamente nulo en la lucha por evitar el descenso de categoría. Las principales armas de los del Bajo Cinca son la intensidad que imprimen a los partidos y el olfato goleador de su delantero César, que con 17 tantos anotados es el tercer máximo artillero del grupo. En cuanto a precedentes, en la primera vuelta ambos conjuntos empataron a uno en La Estacada; mientras que la última vez que la UD Fraga visitó Los Olmos fue en el año 2015, y en aquella ocasión los celestes ganaron por 2-0.

Por su parte, el CD Binéfar llega al partido con la ambición de ganar el derbi y de esta forma llegar a la barrera psicológica de los 40 puntos, lo que dejaría la salvación prácticamente asegurada un año más. Los muchachos entrenados por Josan Bailac acumulan cinco jornadas consecutivas sin perder en las que han sido capaces de sumar once puntos de los quince que se han puesto en juego. Tras el empate a tres frente al Valdefierro el equipo ha retomado los entrenamientos con la ilusión de rubricar la permanencia cuanto antes y así evitar el sufrimiento de pasadas temporadas. El cuerpo técnico tendrá a su disposición a toda la plantilla, una circunstancia que está generando una gran competencia entre los jugadores que saben que tienen que ganarse en cada entrenamiento un puesto en el once titular. El equipo está en un gran momento de forma, ve puerta con facilidad y parece que la suerte ha cambiado, por eso quieren aprovechar esa buena dinámica para conseguir sellar la permanencia cuanto antes. El sábado se espera una buena entrada en Los Olmos, y es que la afición es consciente de lo que se juega el equipo, e intentarán llevarlo en volandas hacía un triunfo que sería prácticamente definitivo.

 

{lang: 'es'}