El domingo a partir de las 16.30 horas el campo de Los Olmos acogerá un atractivo encuentro que medirá al CD Binéfar y al CD Teruel, un duelo correspondiente a la jornada número 17 de la Tercera División aragonesa y que será dirigido por el colegiado Florin Gherghiceanu. Los celestes buscarán reencontrarse con la victoria en casa tras cuatro partidos consecutivos sin lograrlo; delante tendrá al primer clasificado de la liga y que además es el equipo que más punto ha sumado a domicilio hasta el momento. Difícil, pero no imposible.

El equipo está convencido de dar la sorpresa frente a los turolenses

El próximo rival de los binefarenses es el CD Teruel, un conjunto dirigido por César Lainez y cuyo objetivo es regresar a la Segunda División B, categoría perdida hace tan solo unos meses. Los turolenses han cuajado una gran inicio de campeonato que les ha situado en lo más alto de la tabla clasificatoria tras ganar todos sus partidos a excepción de una derrota en el campo del Brea y dos empates. A domicilio son el equipo que más punto ha logrado y solo ha encajado cuatro tantos lejos de Pinilla en siete partidos. En la última jornada los de la capital Mudéjar superaron al Monzón y lograron de esta forma su tercera victoria consecutiva. Una plantilla prácticamente nueva respecto al pasado curso, integrada por un buen puñado de jugadores con experiencia en categorías superiores y una extensa trayectoria futbolística, como por ejemplo Víctor Bravo, Adan Pérez o José Durán; además de otros prometedores jóvenes como Sergio Cota, Jaime Barrero o el máximo artillero del equipo con siete goles el ariete Fran Pérez. Un grupo con innumerables recursos y al que será muy difícil doblegar. En cuanto a precedentes, la última vez que estos dos equipos se midieron en tierras literanas, el CD Binéfar logró los tres puntos al lograr el triunfo por la mínima (1-0).

Por su parte, el CD Binéfar llega al partido con la intención de protagonizar la sorpresa de la jornada y de esta forma poner punto final a una titubeante trayectoria como local. El equipo no gana delante de su afición desde el pasado 6 de octubre cuando superó al Fraga; desde entonces dos empates a cero sin goles y dos derrotas, aunque lo cierto es que por los méritos futbolísticos realizados debería llevar un buen puñado más de puntos. Para este encuentro los de David Giménez siguen sin poder contar con Rusi que deberá cumplir su último partido de sanción; mientras que Chicho que se ha perdido los dos últimos partidos será duda hasta última hora. Los binefarenses afrontan un complicado final de primera vuelta donde se enfrentan de forma consecutiva a cuatro de los seis primeros clasificados, a pesar de ello el equipo está confiado en seguir sumando puntos semana a semana y llegar al ecuador de la competición lo más arriba posible. Ahora mismo los celestes son novenos, más cerca de la zona de play off que del descenso.

{lang: 'es'}